Brillemos en la Oscuridad

21 octubre, 20200
https://larutadedulcinea.com/wp-content/uploads/brillo.jpg

En la vida cotidiana hay algunos momentos, días y a veces incluso meses, en los que debemos afrontar nuestra hora más oscura. A veces, esto está representado por cosas que suceden en el mundo que nos rodea que crean una profunda tristeza, desesperación e ira dentro de nosotros. Sin embargo, otras veces esto puede suceder a través de nuestro propio mundo interior cuando atravesamos algunas emociones desafiantes en torno a nuestra propia experiencia personal. A menudo, tanto lo interno como lo externo pueden entrelazarse y no siempre sabemos cuál es la causa de nuestra propia tristeza, ira y rabia, y cuál es la de los demás o la del mundo que nos rodea.

El primer paso que debemos dar es concentrarnos en nuestra respiración para sosegarnos, y luego comenzar a profundizar la respiración llevándola al estómago mientras guiamos la respiración gentil y amorosamente tan profundamente como pueda llegar a la región de la pelvis. Luego hagamos una pausa para inhalar y refrescarnos. Identifiquemos dónde se detiene la inhalación y luego comencemos todo el proceso nuevamente. Podemos hacer esto durante algún tiempo hasta que nos sintamos a gusto. Al enfocarnos en nuestra respiración, podemos sintonizarnos con nuestro propio ser y esencia. Esta puede ser una forma de meditación, así como un paso muy saludable para incluir en otros rituales diarios de amor propio, cuidado personal.

Ahora sintonicemos con nuestro corazón. ¿Qué está tratando de decir nuestro corazón sobre una situación determinada? Esto puede llevar algún tiempo, ya que recién ahora estamos comenzando a comprender lo importante que es escuchar nuestro corazón, para manifestar el verdadero deseo de nuestra vida; convirtiéndonos en parte de la co-creación de un mundo basado en el corazón. A medida que aprendemos a aprovechar la inteligencia de nuestro corazón, aumenta nuestra vitalidad, nuestra resiliencia y, especialmente, nuestra salud y felicidad

Si hay un entorno o una persona que no puede valorarnos, lo mejor es alejarse y darles espacio para sanar lo que está sucediendo dentro de ellos puede ser un verdadero acto de amor hacia esa persona y hacia nosotr@s. Cuando reconocemos que algo nos lastima, lo mejor es agradecer y alejarnos; comprender que probablemente han tenido un pasado doloroso que necesitan curar. Perdonarlos y seguir adelante.  Tengamos en cuenta que perdonar no significa que esta persona o situación deba volver a ser parte de nuestra vida, pero nos permite crear un espacio de curación para ellos mientras nos libera de la necesidad de llevar sus emociones por más tiempo.

En este momento debes estar pensando que todo lo que estás leyendo es muy bonito, pero que es muy difícil si las situaciones nos hacen daño. Pero piensa que cuando hay situaciones adversas de daño e injusticia, es el momento más especial para que aumentemos nuestro nivel de bondad, amor, compasión, respeto, humildad, integridad y demostremos lo que es la verdadera curación al ser la luz en tiempos de oscuridad.

“Tenemos dentro de nosotros, un poder que es más grande que cualquier cosa con la que contactemos en el exterior, un poder que puede superar cada obstáculo en nuestra vida y ponernos a salvo, satisfechos y en paz, sanados y prósperos, bajo una nueva luz, y en una nueva vida. ”

Ernest Holmes

Cuando confiamos en nuestro corazón, seguimos nuestra propia guía y discernimos lo que es correcto para nuestra alma. Cuanto más nos cultivamos espiritualmente, estamos más preparad@s  para caminar y brillar en la oscuridad, sabiendo por nuestra sola presencia puede hacer grandes transformaciones.

Sígueme
Últimas entradas de Dulcinea (ver todo)