Brujas en Tiempos Modernos

A lo largo de la historia mucho se ha dicho de las brujas, han sido perseguidas y estigmatizadas como seres malignos, que tienen poderes sobrenaturales, que dominan la voluntad de la gente, que son capaces de atar a una persona en contra de su voluntad, que lanzan maldiciones, hechizos y conjuros que determinaran tu destino, que son violentas y destruyen todo a su paso.

En realidad todos esos mitos y leyendas son parte del imaginario colectivo, las brujas y brujos son personas que cultivan su espiritualidad, que practican la magia que ayuda a potenciar el alma, que encuentran en la naturaleza la mejor medicina, que toman las riendas de su vida desde el empoderamiento personal.

Las brujas son capaces de mirar hacia atrás sin rencor ni dolor; son atrevidas, confían en los presentimientos, meditan, defienden con firmeza sus ideales, deciden su camino con el corazón, escuchan su cuerpo,  ríen, aman la naturaleza y a los animales.

En este siglo reconocemos a las brujas como seres de luz, que no hacen daño, que son capaces de valorar y agradecer la sabiduría de sus ancestros, que conocen los ciclos de la luna y que potencian los ritmos de su cuerpo.

Y como seguro que la imagen que tienes de una bruja es volando en su escoba, te dejo un poderoso ritual de la escoba.

La escoba es una herramienta de poder, barrer es una práctica ancestral de empoderamiento. Cuando  barres, limpias y ordenas la energía del espacio al mismo tiempo enderezas tu corazón, es decir lo sintonizas en armonía con la vibración del amor.

Barrer es «mover energías» de un lugar a otro y para dejar  entrar las influencias «deseadas’ hacia el hogar y sacar afuera las influencias «no deseadas»

Si te sientes enojad@, barre tu enojo.

Si te sientes celos@, barre tus celos.

Si te sientes triste, barre tus tristezas.

Si te sientes ansios@, barre tu ansiedad.

Si te sientes devaluad@, barre tus inseguridades.

Ilustraciones tomadas de Internet
Dulcinea
Sígueme