¿Cómo gestionar la incertidumbre?

La incertidumbre es el desconocimiento y miedo de lo que sucederá en el futuro. Pero, si lo piensas, la incertidumbre está en presente en todo lo que haces, desde que te levantas hasta que te acuestas; porque todo está en constante cambio y hasta lo que das por hecho, puede cambiar drásticamente como efecto de alguna circunstancia.

La incertidumbre provoca inseguridad, ansiedad  y estrés debido al desconocimiento o la falta de control sobre los acontecimientos futuros. Se presenta en el ámbito familiar, social, laboral, económico; incluso cuando emprendes nuevos proyectos. Pero debes asumir que la  incertidumbre es la mejor oportunidad para transformarte, para ser resiliente y evolucionar.

La incertidumbre se aleja o se elimina cuando tomas acción, cuando lo intentas, cuando dejas de sentir culpa o miedo. Cuando trasciendes a esas sensaciones que te paralizan, y las conviertes en en certeza.

Para gestionar asertivamente la incertidumbre, es necesario confiar en tu intuición, que es básicamente el inconsciente trabajando sin limitaciones. Trabajar en mejorar creencias que te potencien, re-formular pensamientos que te perturban y tener mejores actitudes hacia el mundo en general.

También es muy importante ser flexibles al cambio, adaptarse a nuevas circunstancias en pro de algo mejor. Ser perseverante y comprometerse con objetivos concretos. Sobreponerse a las adversidades. Enfócate en dar lo mejor de ti cada día, y caminando hacia la dirección que tu alma este señalando. No te presiones pensando en las decisiones correctas,  cada día te mostrará cuál es el paso hacia adelante.

Ilustraciones tomadas de Internet
Dulcinea
Sígueme