Descubre ¿Qué Diosa habita en Ti?

En la antigua Grecia las mujeres sabían que su función en la vida correspondía a una diosa en concreto, por ello les rendían homenajes con rituales y ofrendas. En tiempos modernos existen arquetipos, es decir sabiduría que se encuentra en el inconsciente colectivo. Las diosas habitan dentro de nosotras y sus características se activan en determinado momento según  una serie de factores sociales, familiares, culturales y hormonales.

La crianza depende mucho del desarrollo de las características de la Diosa que habita en ti. En sociedades patriarcales los roles principalmente aceptados suelen ser el de la doncella (Perséfone), la esposa (Hera) y la madre (Demeter). Las mujeres como Afrodita son condenadas como las  “tentadoras”, y sus caracteristicas son desvalorizadas. Estas sociedades niegan activamente la expresión de independencia, inteligencia o sexualidad de las mujeres, de modo que también reprimen a los arquetipos de Artemisa (diosa de la caza y la luna), Atenea (diosa de la sabiduría o artesanía, estratega en el campo de batalla) o Afrodita (diosa del amor y de la belleza). Históricamente las sociedades han reprimido o aceptado estereotipos de las Diosas. Por ejemplo, en el tiempo de nuestras abuelas; las mujeres con curiosidad intelectual, competitivas, que buscaban crear cualquier cosa distinta a conformar una familia, como Atenea o Artemisa, eran desaprobadas, por lo que su esencia se suprimía.

Cada diosa posee cualidades únicas que también habita en ti. Y solo tú eres capaz de identificar cuál es el que quieres potenciar.  Para activar a las diosas puedes invocarlas:

  • Atenea, ayúdame a pensar con claridad.
  • Perséfone, ayúdame a permanecer receptiva.
  • Hera, ayúdame a comprometerme y ser fiel.
  • Deméter, enséñame a ser buena madre.
  • Artemisa, Mantenme centrada en mi objetivo.
  • Afrodita, ayúdame a amar y disfrutar mi cuerpo.
  • Hestia, dame paz y serenidad.

Los arquetipos de las diosas varía dependiendo de la edad y el momento por el que estés atravesando. Identifica tu diosa dominante en este momento y potenciala a través de la comprensión de tus propios patrones internos.

Si te interesa este tema, te invito a leer mi e-book “Oh Diosas y Dioses que hay en Mí”; puedes conseguirlo en este click o escribiéndome a maja@larutadedulcinea.com

Dulcinea
Sígueme