Dharma en tiempos actuales

5 noviembre, 20210
https://larutadedulcinea.com/wp-content/uploads/par.jpg

Dharma​ es una palabra sánscrita que significa ‘conducta piadosa correcta’.​ Con ligeras diferencias conceptuales, se utiliza en casi todas las doctrinas y religiones de origen indio, ​ como el budismo, el hinduismo, el jainismo y el sijismo. El concepto budista del Dharma tiene se concentra en que todo es íntegro y completo tal como es. Nada ocurre por accidente en el universo.

La mayoría de los desafíos diarios que experimentamos como seres humanos se originan en la falta de comprensión. La forma de cultivar el refinamiento de la mente y salir de la ignorancia y el sufrimiento es practicar el Dharma.

Dharma es un concepto amplio con muchos entendimientos y definiciones, muy parecido a la palabra » tao «; ambos apoyan el orden natural del universo y aquellos que están en armonía con él. Dharma también podría describirse como la naturaleza de «lo que es» y en el budismo se refiere a la práctica de seguir las enseñanzas del Buda para seguir el camino a la iluminación.

“No hay término en la terminología budista más amplia que Dharma. Incluye no sólo las cosas y estados condicionados, sino también lo no condicionado, el Nirvana Absoluto. No hay nada en el universo o fuera, bueno o malo, condicionado o no condicionado, relativo o absoluto, que no esté incluido en este término”.

Walpola Rahula

Se podría argumentar que el Dharma es una verdad, una enseñanza, una práctica y la iluminación en sí misma. Todo se expresa plenamente de acuerdo con su naturaleza y, por lo tanto, no hay duplicados ni fallas. Todo lo que se crea es único y maravilloso. Cada individuo se expresan perfectamente: cada matiz y carácter contribuye a la manifestación general.

Vivir en el Dharma significa vivir tu propósito, hacer surgir tu personalidad y expresarla en el mundo. Al vivir en la tranquilidad, con miedo, limitación o de otra manera, le estas negando al mundo tus dones únicos. Así también, vivir desde el ego niega la plena expresión de tus talentos en beneficio de los demás. El propósito del Dharma es permitir que el mundo evolucione a su máximo potencial.

La claridad para entregarte a aquello que deseas no vendrá de tu mente, sino de encontrar en tu corazón el amor por vivir esa realidad. Esto te ayudará sobre todo si te has notado experimentando dudas, en parálisis o sobreanalizando cada paso. Es necesario apartar el espacio para sentir si cada acción es la correcta, en vez de buscar la confirmación a nivel mental. Del mismo modo, usa la experiencia de sentir ese amor por lo que deseas para ti y para tu vida, para que entregarte por completo a la acción de crear esta nueva etapa, para que sea mucho más orgánico y se sienta natural, y no forzado.

Para que toda la sinfonía vibre en su forma más refinada y poética, se requiere que todos los instrumentos desempeñen su papel. Por lo tanto, el bien común exige que cada persona siga su camino auténtico único e irrepetible. Vivir una vida significativa requiere que viva en el Dharma para toda la creación. El Dharma es una apertura, una misión, una puerta, un propósito, un destino, un elemento activo y un proceso pasivo de entrega.

Sígueme
Últimas entradas de Dulcinea (ver todo)