Dharma

23 junio, 20150
https://larutadedulcinea.com/wp-content/uploads/Dharma-designstyle-love-heart-m-1.png

dharma

Algunas personas confunden las palabras Karma y Dharma y aunque sus significados están asociados con el concepto de causa y efecto; existen diferencias importantes. El Dharma se refiere al deber que se debe cumplir en la vida, mientras que el karma es aquello que viene como consecuencia de la vida que has llevado. El Dharma se trabaja en la vida presente y  el karma afecta la vida futura.

Dharma es una palabra sánscrita que significa ‘propósito en la vida’; es el método para ser mejores cada día, pero no se refiere al plano material sino a nuestro desarrollo espiritual. Para los Budistas es el camino que debemos seguir para llegar a la iluminación. En Hinduismo, es interpretado como una buena acción. La Ley del Dharma dice que cada uno de nosotros tiene un talento único y una forma personal de expresarlo; cuando lo identificamos y lo llevamos a la practica se crea la abundancia.

Dharma es vivir nuestra vida a plenitud, respetando todo aquello que manda nuestro corazón. Es un estado de absoluta conciencia, de saber enfrentar las dificultades que se nos presentan y canalizar nuestros aprendizajes hacia nuestro crecimiento interior. Cuando vivimos en nuestro Dharma, somos conscientes de lo maravillosa que es nuestra vida. Mi Dharma es poder comunicarme; compartir con ustedes estas publicaciones a través de «La Ruta de Dulcinea», poder escribir con disciplina y con mi corazón.

budita

Para comprender el verdadero significado del Dharma, es necesario identificar nuestro propósito en la vida, esto nos ayudará a activar nuestra armonía interior y fortalecerá la conexión con nosotros mismos. El Dharma nos da la oportunidad de activar el circulo de la abundancia, de un lado recibir y del otro dar y compartir; esto lo podemos hacer a través de nuestra manera personal de abordar situaciones, de utilizar nuestros talentos para ayudar a los demás y fluir de manera armoniosa.

Para vivir en Dharma debemos tener en cuenta tres componentes fundamentales:
1.- Desarrollar nuestra espiritualidad, encontrar tiempo para conectar con nosotros mismos a través de la meditación y de la contemplación. Es muy importante conectar con la naturaleza, agradecer todo lo que sucede a nuestro alrededor como punto de partida de nuestros aprendizajes y crecimiento interior. Debemos preguntarnos, ¿quién soy? ¿Cómo puedo cuidarme? ¿Qué debo hacer para crecer espiritualmente?
2.- Debemos ser conscientes de que tenemos un talento único, que nadie más en este planeta lo posee o puede expresarlo igual. Hay algo que tú sabes hacer de manera única y mejor que nadie. Debemos preguntarnos, ¿cuál es el propósito de mi vida?, ¿qué amo hacer?
3.- Compartir nuestros talentos con los demás; desarrollar nuestra vocación de servicio y preguntarnos: “¿cómo puedo ayudar a los demás?, ¿cómo puedo compartir con los demás? ¿Cómo puedo potenciar mi relación con los demás? talentos mediante el auxilio a los demás?”

Para poder disminuir nuestro karma, hemos de vivir en Dharma; actuando en beneficio de nosotros y de los demás. Defendiendo la vida y disfrutarla a plenitud; siendo honestos en todos los planos de nuestra vida; no mintiendo, ni hablando mal de los demás, respetando y honrando a cada ser vivo; cuidando nuestro cuerpo que es nuestro templo, dedicando tiempo a nuestro desarrollo espiritual.

Imágenes tomadas de Internet
Sígueme
Últimas entradas de Dulcinea (ver todo)