Diseña tu propia realidad

16 octubre, 20180
https://larutadedulcinea.com/wp-content/uploads/medicf.jpg

Tu eres responsable de lo que sucede en tu vida, es cierto que algunas veces existen imponderables, pero aun así no puedes evadir el hacerte cargo, tomar acción aprender lo que te toca! Si puedes imaginarlo, puedes crearlo!!!

Si lo piensas, todo depende de tu actitud, como cuando te sientes muy alegre, con energía,  con un súper poder interior, como si el mundo luciera más brillante; esto sucede porque eres tu quien crea tu propia realidad. Tu eres como un imán que atrae todo lo que necesita, aquí se cumple al 100% la ley de la atracción; por ello crea la realidad que te mereces!!

Tiene que ver con manera en que percibes las situaciones, es decir desde tu perspectiva, que tiene la particularidad de revelar todo un mundo de posibilidades. Las cosas cambian de acuerdo a tu mirada, pensamientos, vibraciones, acciones y emociones. Por ello, es importante es tener buena disposición, apartar la negatividad, alejarte del juicio y la crítica para dar paso al amor hacia ti y hacia los demás.

Debes concentrar tus esfuerzos es en el autoconocimiento, identificando y gestionando tus emociones y pensamientos. No comportándote como un ser reactivo, sino como una persona con la capacidad de responder de manera consciente, conectando tu cerebro, con el corazón y las palabras o acciones.

Aparta tiempo para practicar la observación; cada día preocúpate por regalarte momentos a solas, aunque sean solo 5 minutos. Siéntate tranquil@ y escúchate en el  silencio. Si puedes medita, pero sino solo hazte compañía y aquieta tu mente.

Involúcrate en tus procesos, con certeza; esto solo podrás lograrlo aprendiendo a  dejar ir la necesidad de control. Abre tu corazón y  deja de juzgar, se compasiv@ y comprométete con tu crecimiento. Asume ese compromiso personal de vivir intensamente, no solo viendo la meta, sino disfrutando del camino… Diseñando tu propia realidad, alejada del drama, la victimización, la autocompasión, la desidia y la desesperanza; aprovechando todos los aprendizajes aunque a veces sean difíciles de interiorizar y descifrar; confiando que todo es parte de un plan perfecto para pasar al siguiente nivel, para evolucionar.

Ilustraciones tomadas de Internet

Sígueme
Últimas entradas de Dulcinea (ver todo)