El Camino Recorrido

globos aeros

Bendito nuestro pasado que nos ha traído hasta aquí. Honremos nuestra historia que nos define, porque todas las experiencias que vivimos son parte de nuestra vida. Aunque algunas nos hayan dejado heridas, es parte de nuestro proceso sanarlas y seguir adelante. Sé que es un camino difícil, pero trabajar en nuestra sanación y aceptación es el primer paso para evolucionar.

Muchas veces nos reprochamos nuestras decisiones o indecisiones, Invertimos mucho tiempo gatillando muestra mente con reproches y cuestionamiento, con frases como “ que hubiera pasado si,,”, “¿Por qué lo hice?” “Por qué no hice tal o cual cosa” o peor aún, terminamos pensando que si hubiéramos tomado un camino diferente todo sería mejor. Cuestionamos nuestras acciones y nos sentimos culpables de episodios que pertenecen al pasado.

Debemos trabajar en nuestra aceptación, de manera integral. No es justo arrepentirnos de alguna etapa de nuestras vidas, porque todo lo que ocurrió contribuyó de alguna manera en las personas que somos hoy. Así que debemos valorarlo y agradecerlo con el corazón.

En este punto estarás pensando, ¿y qué hay con las experiencias que nos causaron dolor?. Muchas veces son tan intensas que han dejado cicatrices. Es parte de nuestro camino reconocer, asimilar y superar aquello que nos causa dolor, porque nuestras heridas son valiosas enseñanzas de nuestra propia fragilidad, nuestros límites emocionales que nos permitirán transformarnos y florecer hacía la vida que queremos vivir.

tren

Para trascender a aquello que nos lastimó lo primero que debemos hacer es identificarlo, muchas personas deciden olvidar, congelarlo en la mente; pero la verdad es que eso solo es temporal porque en algún punto reaparecerá el recuerdo. Es probable que aquello que te causa dolor haya sido un episodio en donde sentiste decepción, resentimientos y frustración acompañados. Debemos trabajar de manera consciente en nuestra sanación y para ello es fundamental tomar decisiones, desarrollar nuestra capacidad de perdón, de dejar ir todo aquello que no vibra contigo y de librarte de los resentimientos. Considera que parte de tu dolor es la manifestación de tu ego, trasciende a él!

Tomar consciencia de todo lo que ocurre en nuestras vidas incluye perdonar y perdonarnos; aprender de todo lo que nos ocurre para no repetir los mismos patrones. No debemos victimizarnos, que incluye no sentir lastima de lo que nos tocó vivir. Recordemos que las experiencias extremas nos permiten visualizar con claridad nuestros espacios de luz y sombra.

Confía en tus procesos y en la sabiduría del tiempo, que nos regala la oportunidad de reflexionar y adquirir experiencias de ensayo y error para potenciar nuestro poder personal. Agradece cada etapa que te tocó vivir, disfruta cada recuerdo porque hay en él un valioso aprendizaje. Nuestro pasado da luz a nuestro presente y proyecta el camino del futuro que queremos construir. Todo es parte de nuestro camino recorrido, de nuestra historia personal.

Ilusraciones tomadas de Internet
Dulcinea
Sígueme