El Legado de Mandela

17 mayo, 20220
https://larutadedulcinea.com/wp-content/uploads/nelson-mandela-1-e1652824108960.png

Acabo de terminar de leer un libro sobre Nelson Mandela y me ha conmovido mucho. No he podido dejar de pensar en toda la vida de este hombre que cambio la historia del mundo; asi que voy a acercarte a su historia para que compartas mi emoción.

Nelson Mandela fue un hombre que luchó contra la segregación racial en Sudáfrica, pero su huella se expande a una lucha por la justicia y la libertad, en cualquier lugar. A los 23 años se fue a Johannesburgo y formo parte del partido político “Congreso Nacional Africano” (CNA) que luchaba por los derechos de la población negra del país. Pero en 1948, el gobierno de Sudáfrica fue presidido por un grupo de nacionalistas radicales que fomentaron el racismo, imponiendo la supremacía del hombre blanco. Mandela, se rebeló ante esto, de una forma pacífica. Lucho incansablemente durante 10 años contra el “Apartheid” pero finalmente el Gobierno ilegalizó el Congreso Nacional Africano.

Por si te lo estas preguntando, el Apartheid significa “condición de estar separados” en el idioma afrikáans. Hace referencia a las políticas raciales discriminatorias legalizadas del Gobierno de Sudáfrica que estuvieron vigentes desde 1948 que el Partido Nacional ganó las elecciones hasta 1990.

Aunque su lucha era pacifica, Mandela fue arrestado y condenado a cadena perpetua el 5 de agosto de 1962, acusado de conspiración contra el Gobierno, entre otros delitos. Pasó 27 años en la cárcel viviendo en condiciones precarias; solo podía recibir una visita y una carta cada seis meses. En 1969 el servicio secreto sudafricano preparó el asesinato de Mandela dentro de la misma cárcel. Su idea era simular que Mandela se estaba intentando fugar y que ellos le disparaban con el objetivo de capturarlo. Pero, gracias a la intervención de un agente del Servicio de Inteligencia Británico, esto se pudo impedir.  Finalmente, debido a las protestas, el Gobierno tuvo que poner en libertad a Nelson el 11 de febrero de 1990. En 1994, se celebraron las primeras elecciones democráticas de Sudáfrica, siendo elegido como el primer presidente negro de Sudáfrica. Todos estos años habían forjado a un hombre, que comenzaba a crear un legado de justicia y libertad.

La naciente democracia se hizo complaciente y digerible gracias al liderazgo del gran hombre, cariñosamente conocido como Madiba. Cerró la gran división entre blancos y negros y llevo esperanza a las masas. Era un pacificador, fue un líder que estuvo dispuesto a sacrificarse por la causa, y lo pagó caro con 27 años de su vida en prisión.

La filosofía de Mandela resistirá la prueba del tiempo. Mandela representó algo mucho más grande y grandioso que la libertad. Defendió la igualdad para todos. Nelson Mandela murió en 2013 y hasta hoy sus ideas representan un pensamiento inspirador para el mundo. Aquí te dejo algunas lecciones de vida del gran maestro.

1. Carpe Diem (aprovecha el día), después de 27 años en prisión, se podría haber perdonado a Mandela por salir de prisión y seguir con su vida; pero con más de setenta años se convirtió en el primer presidente elegido democráticamente de Sudáfrica.

2. ¡Nunca te rindas!  Mandela no renunció a la democracia a lo largo de sus años en prisión. El Partido Nacionalista del Apartheid lo presionaba continuamente para que se rindiera o intentaba pacificarlo. Él era inquebrantable. Resistió la prueba del tiempo y salió triunfante.

3 . No dejes que el pasado te defina. La prisión no pudo con él, reforzó su voluntad. Dejó que su pasado lo guiara y le enseñara a ser aún más grande.

4. Perdona a los demás. Después de lo vivido Mandela pudo haber sentido cierta acritud, particularmente hacia los afrikáners blancos. En cambio, su asistente era un afrikáner blanco. Quienquiera que se perciba que es el enemigo, sigue siendo un ser humano. Habló de paz y promovió activamente el perdón y la reconciliación.

5. Permanece fiel a tus principios. Mandela fue cortés con sus carceleros en prisión y se mantuvo educado y ecuánime, incluso en los momentos más difíciles.

6. Sostén tu verdad. Mandela nunca vaciló en defender sus creencias (justicia, libertad y moralidad).

7. No dejes que el dolor y el sufrimiento te definan. Mandela trascendió su brutal experiencia de privación manteniendo el enfoque en el propósito de su alma. Se ha transmitido una antigua enseñanza: “el mundo es maestro para el sabio y enemigo para el necio”. Los años de encarcelamiento de Mandela fueron soportables porque él tenía un significado para ello.

Sígueme
Últimas entradas de Dulcinea (ver todo)