El sufrimiento como parte del camino evolutivo

28 noviembre, 20200
https://larutadedulcinea.com/wp-content/uploads/suffer-2.jpg

Esta mañana, reflexionaba acerca del sufrimiento como parte integral de la experiencia humana; pero también pensaba en lo trascendente en su evolución. Siento que tal vez lo más adecuado es percibirlo como una de herramienta de aprendizaje, algo que nos impulse hacia estados superiores de consciencia. Aunque, esta percepción es difícil de mantener cuando estamos atrapad@s en la desesperación y el agobio. Sin embargo, estoy convencida que si nos entrenamos para percibir el sufrimiento como un desafío existencial, de seguro aprovecharíamos aquello que somos en lo más profundo de nuestro ser.

“El dolor es inevitable, el sufrimiento es opcional”. -Buda-

Se trata de redirigir nuestra percepción, todos los episodios problemáticos de nuestras vidas, tienen que ver con nuestra propia evolución; sufrimos en medida que lo podemos soportar y al mismo tiempo en que podemos disfrutar de lo opuesto es decir; alegría, amor, compasión, realización, etc.

No quiero decir que debemos buscar el sufrimiento para experimentar la felicidad; sino que es necesario comprender que así como tenemos momentos de gozo y plenitud en nuestras vidas, los episodios de dolor y agobio son parte del equilibrio en la experiencia humana. Si dejamos de resistirnos, daremos paso a la manifestación de nuestro yo más verdadero y auténtico. Si aprendemos a transitar en la ruta de nuestro sufrimiento, podremos revelar nuestro poder de adaptabilidad y amor.

Percibir el dolor como un acelerador del crecimiento personal es dominar la experiencia humana. Cuando nos abrimos paso hacia el otro lado del dolor, llegamos a ver con total lucidez la naturaleza transitoria de todas las cosas. Estar de acuerdo con este sentido de fugacidad es estar libre de toda inhibición.

Si nos definimos por las condiciones que nos rodean, entonces viviremos sumergid@s en la queja y la infelicidad. Si en estos momentos estamos pasando por algún episodio de miedo, agobio y sufrimiento, es importante no resistirnos y abrazar esos momentos, aunque sea difícil y complicado; es importante integrar la emoción con esperanza. No se trata de resignarnos sino de comprender que ahí también hay un gran aprendizaje y podremos llegar a estados superiores de percepción. Confiemos en que hay un camino de evolución y trascendencia.

Sígueme
Últimas entradas de Dulcinea (ver todo)