El Tren que Recorre tu Camino

7 abril, 20160
https://larutadedulcinea.com/wp-content/uploads/tren-3-1.jpg

tren 1

¿Alguna vez escuchaste la frase “Se te pasa el tren”? que alude a que en la vida solo tenemos un chance para abordar nuestra felicidad; algo así como que las oportunidades se presentan una sola vez en la vida. Muchos crecimos con esa frase instalada en nuestras creencias; debíamos estar muy atentos porque solo tendríamos un chance para conocer al amor de nuestra vida, para elegir el mejor trabajo, la mejor carrera, el momento de casarnos, etc. Si lo piensas, encargamos nuestras decisiones más trascendentales a la premura,  a la idea de aprovecharlas en cuanto se presenten sin pensar ni analizar, porque si no las tomamos en ese instante no se repetirán jamás.

El solo pensarlo me agobia; me parece que nos condenamos a una vida limitada que inevitablemente desembocará en frustración, nostalgia, descontento, tristeza, disconformidad; porque creo que no se puede actuar por impulsos; debemos ser conscientes y consecuentes con nuestras elecciones. Tenemos que estar convencid@s que el tren pasa muchas veces y que somos nosotros quien elegimos a cuál nos subimos.

tren 2

Por ejemplo, muchas mujeres piensan que si llegan a cierta edad y no se han casado, se les ha pasado el tren. Convencete que tú llevas el mando de tu vida; tu elegiste no casarte, tal vez no te sientas list@ para asumir compromisos a largo plazo, tal vez tienes otras prioridades, quizá no ha llegado la persona que te anime a cambiar de vida, o simplemente decidiste no subirte al tren por convicción y vivir tu vida en tus propios términos, sin presiones externas.

Confía en que tus decisiones son siempre las mejores, en que no has dejado pasar tu gran oportunidad, sino que estas transitando por el camino que tu elegiste. No te angusties, ni te lamentes porque alguna vez no elegiste la otra opción. Respeta tus tiempos y tus procesos, disfruta tu presente, aprende de tus experiencias, nútrete de nuevos conocimientos, crea tus nuevas oportunidades y ve a la estación cuando estés preparad@ para abordar el tren que quieras tomar para recorrer tu camino.

Ilustraciones tomadas de Internet
Sígueme
Últimas entradas de Dulcinea (ver todo)