Escribir es parte de mi crecimiento espiritual

El fin de semana estuve conectada en una reunión virtual con unas amigas y recordábamos los inicios de este blog. Una de ellas me preguntó ¿por qué escribía? Y decidí compartir con ustedes mis razones.

Pienso que crear algo que valga la pena leer es un proceso arduo, con largos períodos de silencio y aislamiento. Escribir consiste en mirar sin rumbo fijo el teclado, esperando que surja algo genuino.

Todos los seres humanos somos creativos por naturaleza; pero tenemos que cultivar nuestra disciplina. Es necesario tomar tiempo para sentarnos en silencio y aprovechar el flujo creativo, pero esto requiere diligencia y la voluntad de mirar más allá de los intentos del ego de distraer y desanimar. Escribir requiere confianza.

«Y, por cierto, todo en la vida se puede escribir si tienes las agallas para hacerlo y la imaginación para improvisar. El peor enemigo de la creatividad es la duda»

Sylvia Plath

Invierto muchas horas en la semana para escribir y editar; y siento que escribir alimenta mi alma. Me permite expresarme y reconectarme conmigo mismo en un nivel espiritual. Escribir fortalece mi intuición y mi conexión conmigo; por eso le pongo mi mejor intención y mucha dedicación.

Para mí, la escritura proporciona un camino directo hacia una conciencia mayor. Cuando escribo sé que estoy viviendo mi propósito. Para mí, escribir proporciona la cantidad perfecta de disciplina y liberación creativa para ayudarme a nutrir mi alma y, con suerte, inspirar a alguien más. Así que, si a ti te gusta escribir, no lo pospongas mas; decídete a empezar!

Dulcinea
Sígueme
Últimas entradas de Dulcinea (ver todo)