Hanami

1 marzo, 20150
https://larutadedulcinea.com/wp-content/uploads/hanannamii-1.jpg

hanami 1Llegó Marzo!!! Este mes es muy especial porque inicia el primer trimestre del año, tiempo para evaluar, corregir y reparar. Marzo nos da la oportunidad de hacer un balance de estos tres primeros meses y replantear nuestros objetivos del año. Para analizar este primer ciclo, debemos aquietar nuestra mente a través de nuestra meditación y contemplar nuestra vida, como primer paso a tomar acción desde nuestro corazón. Agradecer y valorar. Para mi, el arte de la contemplación involucra sentimientos hermosos. En este post te hablaré de mi experiencia en el Hanami, que es el arte de la contemplación.

El Hanami es el concepto que define la contemplación de las flores del cerezo; es un espectáculo maravilloso,con paisajes que nos remontan a las ilustraciones de un cuento. El Hanami simboliza el fin del invierno con el florecimiento de los cerezos y ciruelos, desde marzo a principios de abril. Los primeros cerezos del año florecen en las islas de Okinawa a principios de marzo (la región más meridional) y los últimos en la isla de Hokkaido hacia la última semana de abril (la región más septentrional). Es un espectáculo fabuloso en donde los árboles se llenan de flores blancas, rojas, rosas y violáceas. La gente se ubica en las bancas de los parques y bajo los árboles, hacen picnics y disfrutan todo el día; muchas veces hasta la noche en el denominado Yozakura, cuando los parques y templos se iluminan con bellos faroles colocados para la ocasión.

hanami linternaLa palabra proviene de “hana” que significa flor y de “mi” perteneciente al verbo “miru” que es mirar; literalmente significa “mirar la flor”, pero en su esencia tiene un significado mucho más profundo. Nos invita a reflexionar sobre lo efímera que es la vida y a su vez lo bella que es; además de la importancia de disfrutarla a cada minuto. Las flores sólo permanecen en la copa de los árboles una o dos semanas, supeditadas a condiciones climáticas como el viento,  que puede llegar a arrancarla en un instante y al mismo tiempo regalarnos una fabulosa lluvia de pétalos rosados.

La contemplación de los cerezos nació en Japón desde la época Nara (s. VII). La belleza de las flores de Sakura ha sido protagonista de miles de textos literarios, pinturas, canciones y toda clase de arte. La esencia de su importancia radica en la filosofía Sintoísta, que venera a la naturaleza y sus acontecimientos, y la filosofía Budista que habla de lo efímero de la existencia. La corta vida de la bella flor de cerezo representa a la perfección, la brevedad de la existencia y el pasar inevitable del tiempo.

En Japón, la flor del cerezo y la del ciruelo tienen un significado importante. Para los Samurái, era su ideal, los guerreros esperaban morir mientras mantenían su esplendor igual que la flor del cerezo, que cae del árbol antes de marchitarse. Hay una leyenda que cuenta que en un principio, las Sakuras sólo eran blancas, pero el Seppuku (suicidio ritual para evitar la deshonra) que un Samurái o un miembro de su familia cometía, solía realizarse delante de un cerezo. Por ello, según la historia, las flores del cerezo comenzaron a tornarse rosadas, debido a la sangre que absorbía el árbol.

hanami1Vivir el Hanami me dejo enseñanzas muy valiosas que aplico en mi vida diaria, el observar y contemplar, como punto de partida a reparar para fluir de manera amorosa con mi alrededor. Me ayudó a sentirme parte de todo lo que me rodea apreciando la belleza de la naturaleza y la existencia humana. Me enseño a valorar cada cosa que pasa en mi vida y a encontrarle sentido a la impermanencia; entender que todo tiene su tiempo perfecto. Hablar del Hanami y de los Sakuras es un buen pretexto para darle la bienvenida a las nuevas etapas de nuestra vida, recordando que nuestro hoy es posible gracias a nuestro ayer.

Imágenes tomadas de Internet
Sígueme
Últimas entradas de Dulcinea (ver todo)