Karma

3 diciembre, 20150
https://larutadedulcinea.com/wp-content/uploads/karma-3.jpg

karma (2)

Ayer mientras cenaba en un restaurante, no pude evitar escuchar la conversación de dos mujeres que estaban sentadas en la misma barra, junto a mí; una le decía a la otra que estaba “Karmeada” refiriéndose a la mala racha que estaba pasando en su vida, le daba una connotación de “mala suerte”. Pensé entonces, que la palabra Karma se ha puesto de moda, aunque muchos no saben su verdadero significado. De regreso a casa estuve pensando y decidí escribir este post para compartirte de manera sencilla el concepto del Karma.

Karma significa acción. Es nuestra conexión con el universo, que nos recuerda que todas nuestras acciones intencionales o no, tienen consecuencias. Si lo analizamos, cada uno de nuestros pensamientos, palabras y acciones inician una fuerza que actúa como una rueda en donde todo da vueltas y todo regresa!. A eso se le denomina la ley del Karma o ley de causa y efecto, que en resumen dice que toda acción genera una reacción y que no podemos escapar de las consecuencias de nuestras acciones, que se reflejaran en nuestras vidas o heredaremos a futuras generaciones. En algunas religiones se le conoce como “Justicia Divina”

Podemos resumir el Karma como una energía que puede ser positiva o negativa, que procede de nuestras acciones, palabras, pensamientos. Debemos tener en cuenta que a cada paso que damos estamos generando y heredando Karmas positivos o negativos. Muchas veces vivimos situaciones en las que renegamos de nuestras circunstancias y nos preguntamos por qué nos suceden ciertas cosas; no somos conscientes que es parte de nuestros aprendizajes, de nuestro karma.

karma 1

El Karma se compone de 12 leyes que guían nuestras acciones pensamientos y sentimientos:
1. La ley de causa y efecto, nos dice que todo lo que sembramos es lo que cosechamos. Lo que ponemos en el Universo es lo que vuelve a nosotros. La energía negativa enviada a otros volverá de nuevo a ti, pero 10 veces más potente.
2. Ley de la Creación, somos parte del universo y debemos interactuar con él. Debemos valorar y apreciar todo lo que nos rodea porque es parte de nuestro camino de aprendizaje. Crea las opciones que quieras tener en tu vida.
3. Ley de la Humildad, lo que te niegas a aceptar, te va a seguir ocurriendo.. Todo lo que sucede en nuestras vidas es para aprender, debemos interiorizar esos aprendizajes, para poder pasar al siguiente nivel.
4. Ley del Crecimiento, donde quiera que vayas, siempre estarás tú. Para que podamos crecer en el espíritu somos nosotros los que debemos cambiar y no las personas, lugares o cosas que nos rodean. El punto de partida y llegada soy yo.
5. Ley de Responsabilidad, cada vez que algo malo sucede, analiza a partir de ti; es muy importante asumir nuestra responsabilidad y aceptar nuestra participación.
6. Ley de Conexión, Todo nos conecta con el universo, cada paso lleva al siguiente paso y así sucesivamente. Todos estamos conectados en pasado, presente y futuro.
7. Ley del enfoque, no se puede pensar en dos cosas al mismo tiempo. Tienes que ir paso a paso. Cuando perdemos el norte en nuestra brújula despertamos a la inseguridad y a la ira.
8. Ley de la hospitalidad, si tú crees que algo es verdad, entonces en algún momento de tu vida serás llamado a demostrar que es verdad. Da y otorga para poder poner en práctica lo que has aprendido.
9. Ley del aquí y ahora; Mirar hacia atrás y vivir anclados en el pasado es lo que nos impide disfrutar del presente y estar totalmente en el aquí y ahora. Los viejos pensamientos, hábitos y sueños son los que nos impiden renovar nuestra alma.
10. Ley del cambio; La historia se repite hasta que aprendamos las lecciones necesarias para cambiar nuestro camino.
11. Ley de la paciencia y la recompensa; todo requiere de nuestro esfuerzo, dedicación, paciencia y persistencia. Y todo tiene su recompensa.
12. Ley de la importancia e inspiración; pon todo tu corazón en cada acto para que obtenga el valor necesario.

El karma no es una recompensa ni una mala racha ni un castigo mágico; es la consecuencia de nuestras acciones, pensamientos y palabras. Según el budismo, se usa para mostrar la importancia de desarrollar las actitudes y las intenciones correctas. El karma es la forma que utiliza el universo para la enseñanza de las lecciones que hay que aprender, tiene que ver con nuestra propia evolución.

Por ello, limpiar el karma se vuelve imprescindible para acelerar los procesos de aprendizaje y así evolucionar más rápidamente. Para ello debemos trabajar en: Cambiar nuestras acciones, enfocándonos en asumir la responsabilidad de ellas. Revisar nuestras intenciones, se refiere a la motivación de actuar, dejar ir y fluir. Ser agradecidos, de todo lo que nos ocurre en la vida; lo bueno y lo malo. Tener pensamientos positivos. Albergar buenos sentimientos hacia mí y hacia los demás. Actuar comandados por la honestidad, las buenas intenciones y el amor.

Ilustraciones tomadas de Internet
Sígueme
Últimas entradas de Dulcinea (ver todo)