Las fases del desamor

6 septiembre, 20150
https://larutadedulcinea.com/wp-content/uploads/ruptura-1.jpg

amorsh

Existe una frase sabía que dice “Quien no ha llorado por amor, no ha amado”, porque el amor es un sentimiento muy intenso que nos eleva a la felicidad máxima, pero también nos puede generar un profundo dolor. Sin importar lo que venga el amor es tan hermoso que siempre volvemos a él. De seguro que todos hemos vivido, alguna situación de desengaño o ruptura amorosa e inevitablemente nos ha y tocado recorrer fases de tristeza, impotencia y hasta desconcierto, dependiendo del contexto de los hechos. Escribí este post e identifique algunas etapas en las rupturas amorosas, que tal vez te puedan hacer sentido.

Cuando uno estamos enamorad@s, muchas veces priorizamos nuestras ganas de permanecer en la relación; aceptamos cosas con las que no necesariamente estamos de acuerdo porque nos da miedo estar sol@s. Llamo a esta etapa la fase de la súplica, cuando hay una ruptura, recurrimos a llorar y pedir nuevas oportunidades, aunque en realidad no entendamos bien de qué va el tema. Pensamos que llorar e implorar amor a quien se ama, no tiene nada de malo; y que todo se vale cuando se lucha por amor. Pero no reflexionamos en que si esa persona ha tomado la determinación de llegar hasta el punto de cortar con la relación es porque ya no vibra junto a nosotros. Hasta cierto punto creo que somos invasivos y desconsiderados con nosotros mismos, porque si lo analizas, si alguien te dice que no te quiere más, debes aceptarlo y respetarlo, pensar que nosotros nos merecemos a alguien que nos quiera y nos valore y sobre todo no negarnos la oportunidad de encontrar a alguien que nos merezca.

rup

En este proceso de dolor identifico otra etapa que es la del razonamiento, cuando nos hemos calmado, tratamos de entender qué pudo haber sucedido, lo primero que imaginamos es que a nuestro ex le interesa otra persona. Luego nos cuestionamos acerca de todo, porque no entendemos qué fue lo que sucedió si todo iba tan bien; tal vez en este punto no somos sinceros con nosotros porque olvidamos las peleas, conflictos, desacuerdos que estuvimos viviendo en los últimos tiempos. Pero esta fase va un paso más allá, porque nosotros tratamos de convencer a la otra persona de que somos lo mejor que le ha pasado en la vida y que nadie le amará igual.

No es difícil desembocar en la fase de la locura, aquella que nos vuelve intensos e irracionales, en donde pasamos del amor al odio. Dices que ya no quieres saber nada del tema, pero lo buscas en redes sociales, verificas su última conexión en whatsapp, sus mensajes y sigues sus pasos de cerca.

desamor

Con el tiempo llegará la calma, a la que yo llamo la fase de la adaptación; en donde reordenaremos nuestras vidas, diseñaremos nuevas rutinas y las asumiremos como propias. Dormiremos mejor, trabajaremos con ilusión y volveremos a frecuentar a nuestros amigos, pero cuida de no caer en el monotema de tu ex.

Luego experimentaremos la fase de la indiferencia, en donde sentiremos que hemos perdido interés por nuestr@ ex. Vuelve la seguridad y asumiremos las experiencias que nos tocaron vivir como un proceso natural.

Después de todo este tsunami de emociones, ten la seguridad que el tiempo se encargará de todo y que todo tomará el rumbo indicado. Podrás reinterpretar esas sensaciones iniciales, con actitudes positivas y amorosas hacia ti. Afronta las circunstancias y focaliza tu atención en todo aquello que te hace sentir bien. Salir adelante, siempre depende de ti. Lo más importante de todo este proceso, es reflexionar sobre todo lo vivido, identificar nuestros errores para no repetirlos, finalmente todo es parte de nuestro aprendizaje.

Imágenes tomadas de Internet
Sígueme
Últimas entradas de Dulcinea (ver todo)