Los colores de tu vida

15 octubre, 20210
https://larutadedulcinea.com/wp-content/uploads/colores.jpg

Hace algunas semanas estuve de vacaciones y pude disfrutar mucho tiempo con mi ahijado. Entre nuestras múltiples actividades de juegos, escondidillas, hicking y ver dibujitos; siempre hacíamos espacio para colorear.  Una mañana mientras sacábamos los crayones, tuve una   epifanía «Incluso los crayones rotos siguen coloreando«. Reflexioné acerca de cuantas veces nos hemos sentido rot@s, en mil pedazos. Cuántas veces hemos estado agobiad@s, y sentimos que no tenemos brillo, que no lo valemos y que la vida no tiene sentido.  

Lo importante es entender que esos pequeños fragmentos en nosotros se reparan y expanden; se rompen y crean nuevas extremidades para unir lo viejo con lo nuevo. Nos hacen más fuertes, más sabi@s y elegantes. Nos obligan a reinventarnos, a perdonar y a aprender a jugar. Debemos aprender a valorar nuestros pedazos rotos, porque han permitido que nuestros colores se conviertan en otros más brillantes y se combinen para crear nuevos tonos. Ahora mismo, estoy pintando un cuadro para mi oficina, creo que quedará fantástico. Pero además lo estoy haciendo como terapia para integrar varios aspectos en mi vida.

Aprendí una gran lección, aprendí a recibir; sin juicios, sin exigencia, sin etiquetas. Aprendí que sentirse carente es un problema de percepción. La carencia es un estado emocional, generado por la expectativa de algo que no tienes, que no está a tu alcance, que siempre te falta, que siempre está en el horizonte. Lo cierto es que tenemos muchas bendiciones en nuestra vida que son parte de la abundancia.

Es normal, vivir procesos internos de cuestionamiento y transformación; lo importante es volver a la luz y la claridad. Para asentar esta nueva toma de consciencia, tráela a lo cotidiano, a lo práctico y tangible. De esta manera podrás ajustar tus acciones, rutinas y hábitos, con ese nuevo entendimiento que tienes de ti y de lo que deseas, para que tu vida se alinee con eso que valoras y deseas para tu largo plazo. Implementa esto un paso a la vez, haciendo cambios pequeños pero consistentes.

Pienso que muchas veces somos como esos libros para colorear, restringid@s a líneas y reglas de expectativas sociales. Pero es momento de pintar el mundo bajo una luz diferente sin importar cuán pequeñas o grandes sean las rupturas en el futuro.

¡Pintemos nuestro mundo con esas pequeñas piezas que pensamos descartar! Colorea, ríe, llora y regocíjate por ser la versión más perfecta de ti. Eres brillante y muy creativ@. Explora y juega¡¡¡No sigas posponiéndolo !!!

Sígueme
Últimas entradas de Dulcinea (ver todo)