Los Molinos de la Mancha

20 julio, 20140
https://larutadedulcinea.com/wp-content/uploads/molinos-cuadro1-1.jpg

molinos cuadro

Desde que leí  «Don Quijote de La Mancha», me enamoré de él, de sus aventuras y de las historias que el gran Cervantes nos regaló con su gloriosa pluma. Debo confesar, que he vuelto recurrentemente a sus páginas en distintas épocas de mi vida y siempre encuentro un dato escondido e inmediatamente me pregunto: ¿en qué estaba pensando mientras lo leía la última vez?… Esa es la magia de Cervantes!!!
Algo que ha quedado grabado en mi mente y que jamás he podido olvidar, fueron las aventuras de los molinos de viento. El Quijote cree que los molinos son gigantes que amenazaban a los vecinos del pueblo y se enfrenta valerosamente a ellos, sin importar el número ni el tamaño, él inicio la batalla. Me conmueve el amor y el compromiso del Quijote con la sociedad Manchega.

“En esto, descubrieron treinta o cuarenta molinos de viento que hay en aquel campo, y así como don Quijote los vio, dijo a su escudero:
La ventura va guiando nuestras cosas mejor de lo que acertáramos a desear, porque ves allí, amigo Sancho Panza, donde se descubren treinta o pocos más, desaforados gigantes, con quien pienso hacer batalla y quitarles a todos las vidas, con cuyos despojos comenzaremos a enriquecer; que esta es buena guerra, y es gran servicio de Dios quitar tan mala simiente de sobre la faz de la tierra.
-¿Qué gigantes? –dijo Sancho Panza.
-Aquellos que allí ves –respondió su amo- de los brazos largos, que los suelen tener algunos de casi dos leguas.
-Mire vuestra merced –respondió Sancho- que aquellos que allí se aparecen no son gigantes, sino molinos de viento, y lo que en ellos parecen brazos son las aspas, que, volteadas del viento, hacen andar la piedra del molino.”

moliskijo

Los molinos son maravillosos, son testigos y protagonistas de muchas historias. Siempre he sentido gran conexión con los molinos de viento porque creo que mi vida es como un gran molino, que toma la energía del viento y que se vuelve fuerte y a la vez dócil a los vientos de cambio. Hace algunos años soñaba intensamente con molinos, según las teorías interpretativas de los sueños, si el molino está en marcha es una señal de prosperidad y beneficios financieros. En mis sueños aparecían muchos molinos y yo estaba ahí contemplándolos. Poco tiempo después visité la casa de mi madre y ella había decorado la habitación en donde me alojo, con un precioso cuadro de madera y metal del Quijote, Sancho y los molinos. Entonces decidí no seguir imaginándolos, quería  disfrutarlos en vivo y en directo; porque sabía que ese era el camino que debía recorrer. Casi no puedo describir las sensaciones que viví; pero resumiré la experiencia, como fabulosa, sin duda, una de las mejores de mi vida.  Pasear por la Ruta del Quijote, caminar por los molinos y contemplar el horizonte Manchego ha marcado un hito importante en mi visión del mundo.

Existen varios tipos de molinos; pero los Molinos Manchegos son mi fascinación. Son conocidos como molinos mediterráneos, formados por una torre cilíndrica que puede alcanzar los ocho metros, la caperuza es de mampostería de piedras y adobe y la torre está realizada en mampostería con las juntas de unión a base de mortero de cal y arena, con el interior enlucido con yeso y con un diámetro total de seis metros aproximadamente.

Los Molinos Manchegos se extendieron por toda Castilla-La Mancha; existen ejemplares en Madridejos, Quintanar de la Orden, Consuegra y Puebla de Almonacid, en la provincia de Toledo; Alcázar de San Juan, Campo de Criptana y Argamasilla, en la provincia de Ciudad Real; Belmonte y Mota del Cuervo, en la provincia de Cuenca; y Villarrobledo, en la provincia de Albacete (Jiménez-Ballesta, 2001).

Quiero detenerme en los molinos más famosos de España; los de Campo de Criptana, un precioso pueblo de casas blancas y zócalos azules. Este lugar es uno de los mas hermosos que he visitado, tiene un encanto especial, se respira la historia del Quijote por todas partes; según los historiadores fue aquí en donde  se desarrolló el famoso capítulo VIII de «El Ingenioso Hidalgo Don Quijote de la Mancha», en el que se enfrentó a unos molinos de viento pensando que eran gigantes. Campo de Criptana se encuentra en el corazón de La Mancha, es un pequeño pueblo de gente amable, deliciosa gastronomía, imponentes bodegas y muchos atractivos turísticos. Es conocida como la Tierra de Gigantes; en donde los sueños se hacen realidad.

Existieron 32 molinos en la localidad, pero actualmente solo podemos disfrutar 10 en excelente estado de conservación. Los tres más antiguos son El Burleta, el Infanto y El Sardinero que datan del siglo XVI y que conservan su maquinaria original, el resto fueron edificados en el SXX. El Molino de Poyatos, alberga la Oficina de Turismo de Campo de Criptana. El Molino Culebro, es un museo temático sobre la actriz Sara Montiel que nació en este municipio; Molino Quimera,  que alberga contenidos temáticos del poeta chileno Vicente Huidobro, enviados por el gobierno de Chile; El Molino Inca Garcilaso, es el un pequeño museo dedicado a la labranza; Molino Pilón, en donde se encuentra el Museo del Vino y en el Molino Lagarto, el Museo de la Poesía. El Museo del cine está ubicado en el Molino Cariari.

Si alguna vez estas por España, no te pierdas la maravillosa oportunidad de visitar la acogedora población de Campo de Criptana. Disfruta del placer de leer un buen libro, meditar y comer un delicioso queso Manchego en la Sierra de los Molinos, imaginando los caminos que recorrió el Quijote. Antes de terminar este post y a propósito de molinos; quiero compartirte una de mis canciones preferidas “Molinos de Viento”, del grupo español Mago de Oz, en cuyo álbum “La leyenda de la Mancha”, todos los títulos de las canciones se relacionan con cada capítulo de Don Quijote de La Mancha.

molis crip

Letra de Molinos de Viento ( Mago de Oz)

Si acaso tú no ves

Más allá de tu nariz
Y no oyes a una flor reír

Si no puedes hablar
Sin tener que oír tu voz
Utilizando el corazón

Amigo Sancho escúchame,
No todo tiene aquí un porqué
Un camino lo hacen los pies

Hay un mundo por descubrir
Y una vida que arrancar de arrancar
De brazos del guión final

A veces siento al despertar
Que el sueño es la realidad

Bebe, danza, sueña
Siente que el viento
Ha sido echo para ti
Vive, escucha y habla
Usando para ello
el corazón

Siente que la lluvia
Besa tu cara
Cuando haces el amor
Grita con el alma
Grita tan alto
Que de tu vida, tú seas
Amigo el único actor

Sí acaso tu opinión
Cabe en un sí o un no
Y no sabes rectificar

Si puedes definir
el odio o el amor
Amigo que desilusión

No todo es blanco,
O negro: es gris
Todo depende del matiz,
Busca y aprende a distinguir

La luna puede calentar
Y el sol tus noches acunar
Los árboles mueren de pie.

He visto un manantial llorar
Al ver sus aguas ir al mar

(Estribillo)

A veces siento al despertar

Que el sueño es la realidad

(Estribillo)

Imágenes tomadas de Internet

Sígueme
Últimas entradas de Dulcinea (ver todo)