Más allá de mí

19 agosto, 20140
https://larutadedulcinea.com/wp-content/uploads/transp-1.jpg

transp

En los últimos días he leído mucho acerca de “lo transpersonal”; para resumir es un concepto complejo, que se refiere a “más allá de la personalidad”. Tiene que ver con las experiencias, procesos y eventos que trascienden nuestra percepción cotidiana y nos permite experimentar una realidad mayor y más significativa. Creo que el elverdadero significado de «lo transpersonal» es mágico porque nos permite entrar una dimensión contemplativa de nosotros mismos, que nos llevará experimentar y aprender de la vida misma.

El estudio de «lo transpersonal» lo han dedicado ciencias como la medicina, antropología, sociología, temas holísticos, el tarot; además de la psicología contemporánea, que investiga las relaciones mente y cuerpo, integrando lo espiritual, social, emocional y creativo. La psicología transpersonal propone que el desarrollo humano es místico y trasciende al estado de conciencia. Sostiene que los seres solo son vehículos que transportan al espíritu y el alma; que son ventanas al plano transpersonal.

El concepto se basa en contactarnos con lo que somos esencialmente; ofreciéndonos una visión integral de nosotros mismos, dando sentido a lo que a primera vista no logramos comprender. No es un camino fácil porque debemos atravesar todo lo pendiente y que nubla la conexión con nuestra esencia. El camino somos nosotros mismos y los obstáculos también; nuestras experiencias traumáticas, bloqueos bioenergéticos, inseguridades, crisis y conflictos por resolver.

Las terapias transpersonales nos permiten estar en contacto con nuestra espiritualidad, entendida como la conexión con nuestra esencia; al margen de religiones, doctrinas y creencias. La idea es cambiar patrones de pensamientos que nos conducen a acciones inconscientes y de hacer nuevas elecciones apoyadas en una mayor conciencia, que apunten a cambios y experiencias trascendentales en la vida.

El despertar a “lo transpersonal” se trata de ser perceptivo, intuitivo y receptivo. Debemos trabajar en nuestros sentimientos de plenitud, vitalidad, intensidad, compasión, sencillez, bondad, alegría e independencia. Descubrirlo y relacionarnos con ello es estupendo. Es poder conectarnos con algo que sabíamos que existía, como una intuición. Pero que no lográbamos identificar ni definir. Ahora que lo sabes no debes rechazarlo, es parte de nuestro desarrollo conectarnos con nosotros mismos y tener una perspectiva más allá de mí y de ti.

transpersonalImágenes tomadas de Internet

Sígueme
Últimas entradas de Dulcinea (ver todo)