Miedo a enamorarse

25 febrero, 20150
https://larutadedulcinea.com/wp-content/uploads/filofobia2-1.jpg

filofobia1

Daniel y Karina salieron durante tres meses. Día de por medio compartían cenas, películas, bailes y más; se comprendían a la perfección y todo iba muy encaminado. Cierto día al despedirse, Karina le dijo “Te quiero” y él sonrió tímidamente; le dio un beso y se marchó. Al día siguiente aquel chico amable, divertido y galante había comenzado un cambio radical; ya no enviaba mensajes al móvil, no respondía con rapidez los chats, mostraba desinterés, los encuentros se hicieron más esporádicos y todas sus dinámicas cambiaron. Lo que se había proyectado en una linda relación se enfrió sin ninguna explicación.

En realidad podríamos barajar muchas hipótesis de lo sucedido; tal vez Daniel no estaba tan enganchado con Karina, quizás no tenía intenciones de tener una relación seria o le tenía miedo al compromiso. Pudieron pasar muchas cosas, lo cierto es que Daniel actuó con mucha inmadurez al cambiar su actitud sin dar mayores explicaciones. También es posible que Daniel padezca de Filofobia.
La Filofobia es un trastorno emocional que se resume en el miedo intenso a enamorarse, que hace que se activen varios mecanismos de defensa que llevan a que el individuo, cuando está a punto de iniciar una relación afectiva a nivel profundo, sienta peligro y desee huir. Existen componentes de inseguridad y falta de autoestima, miedo a establecer vínculos por temor a sufrir una pérdida, a ser herido, a ser abandonado.

filofobia2

Existen diversas razones o posibilidades que, sumadas a la falta de autoestima, reforzarían este trastorno: dificultades emocionales en anteriores relaciones, distancia emocional en su entorno familiar, miedo a perder su libertad de acción y de decisión o falta de seguridad en la propia capacidad de elección del compañero ideal.

Quienes experimentan Filofobia suelen mantener relaciones muy tormentosas, abocadas al fracaso. Aunque al principio todo vaya bien, a medida que se acerca la hora de adquirir más compromisos comienzan a surgir los problemas. Las personas que lo padecen suelen ser personas celosas y controladoras. Sus expresiones de amor suelen ser a través de las relaciones sexuales, en lugar de hacerlo con detalles, gestos, palabras o regalos.
En general hablan muy poco de sí mismas, evitan conversaciones profundas y prefieren dejar hablar al otro pues piensan que cuanto menos sepa su pareja de ellos menos, daño les podrá hacer.

El mecanismo de defensa más común de aquellos que sufren este trastorno es buscar defectos en su pareja, supuestos defectos que utilizan como justificación para no implicarse más ni dar más profundidad a sus sentimientos. El comportamiento del filofobo puede resultar muy difícil de entender para los demás, pero en realidad viven una lucha emocional muy intensa que les ocasiona altos niveles de estrés y angustia.

filofobia3

Lo más importante es entender que todos merecemos ser felices y vivir nuestras vidas a plenitud, todos los problemas pueden superarse. Si has identificado conductas filofobas en ti o en tu pareja, debes pensar que ese comportamiento se fundamenta en la ansiedad producto de experiencias del pasado, que no fueron resueltas de una forma emocionalmente saludable. Lo más recomendable recurrir a profesionales que puedan identificar el origen de nuestro dolor y aplicar la mejor terapia que nos ayuden a sanar para dejar de temer al amor.

Imágenes tomadas de Internet
Sígueme
Últimas entradas de Dulcinea (ver todo)