Nuestro Camino

24 mayo, 20150
https://larutadedulcinea.com/wp-content/uploads/camino-1-2.jpg

camino 2

Algunas veces nos sentimos muy agobiados cuestionandonos acerca de nuestro futuro y nos perdemos la oportunidad de disfrutar todo lo que pasa en nuestro presente. Tal vez, también te suceda que invertimos mucho tiempo preguntándonos si estamos por el Camino Correcto. Sobretodo cuando tenemos que tomar decisiones importantes, nos invaden las dudas y la ansiedad e incertidumbre nos puede hacer perder la perspectiva y nuestras motivaciones originales.

El día a día, obligaciones en la casa, el trabajo, la familia; nos llevan a posponer algunos de nuestros proyectos. Seguro te ha sucedido que has pensando en apuntarte en el gym, en el yoga, completar tus estudios de inglés o inscribirte en algún taller; y no lo haces por falta de tiempo. En realidad no es que no tengamos el tiempo suficiente, es solo que no consideramos que nuestras actividades complementarias sean una prioridad. Entonces solo caminamos por un sendero de obligaciones y relegamos nuestras motivaciones.

Todos tenemos la potestad de dirigir nuestros caminos, para ello es importante atendernos, escuchar lo que nuestro yo interior tiene que decir. Es fundamental hacer un alto en nuestra cotidianidad y preguntarnos, ¿Qué quiero y qué no? ¿Qué me hace feliz? ¿Qué me hace sentir un estancamiento personal? ¿Cuáles son mis sueños? .Lo mas importante es ser sinceros con nosotros mismos y no negar nuestras emociones, porque entonces le perderemos el sentido a todo.

camino 3

Nuestra vida es determinada por nuestra actitud y gobernada por nuestro pensamiento, por eso es fundamental detenernos a interpretar y reinterpretar, reevaluar, controlar nuestros pensamientos y sentimientos, proponernos cambios y canalizar nuestra energía. Generemos pensamientos positivos, inspiradores y creativos; llenemos nuestra vida de alegría, inspiración, admiración, asombro, aprecio, gratitud, esperanza, interés y diversión.

En la historia  Alicia en el País de las Maravillas, uno de mis cuentos favoritos; estaba el gato sobre el árbol cuando Alicia se detuvo y le preguntó:
Minino de Cheshire, ¿podrías decirme, por favor, qué camino debo seguir para salir de aquí?
– Esto depende en gran parte del sitio al que quieras llegar – dijo el Gato.
– No me importa mucho el sitio… – dijo Alicia.
– Entonces tampoco importa mucho el camino que tomes – dijo el Gato.
– … siempre que llegue a alguna parte – añadió Alicia como explicación.
– ¡Oh, siempre llegarás a alguna parte – aseguró el Gato– , si caminas lo suficiente!

No existe una dirección o camino correcto; si lo piensas todos los caminos nos llevan a algún lugar. Por lo tanto siempre estarás en tu dirección correcta, esa que te llevará por el camino que tienes que recorrer en tu vida. Lo importante es tener claro al lugar al que queremos llegar. Para ello solo debemos trazar nuestro plan de vida, nuestros objetivos y con mucha convicción caminar hacia allá. Ten la seguridad que no será fácil, pero sí muy enriquecedor; de seguro muchas veces tendrás que virar el rumbo; pero si realmente buscas dentro de tu corazón llegarás a donde verdaderamente quieres, comandando el timón de tu vida y recorriendo tu camino de felicidad.

Imágenes tomadas de Internet
Sígueme
Últimas entradas de Dulcinea (ver todo)