Nuestro Desarrollo Sostenible

15 mayo, 20170
https://larutadedulcinea.com/wp-content/uploads/arboli2.jpg

Siempre digo que el éxito en la vida depende de nosotros mismos; de reconocer nuestras fortalezas y desafíos y trabajar en ellos. Lo importante es tomar consciencia de que todos los problemas que encontramos han sido generados por nuestra propia falta de entendimiento, y no por mala suerte o designios de un destino desafortunado. La tarea es tomar responsabilidad como causa y como agentes, de nuestra realidad, desarrollando la capacidad de analizar las decisiones que nos pusieron en el lugar que hoy habitamos y al mismo tiempo ser conscientes de que podemos dar una respuesta proactiva, diferente y positiva, que nos ayude a crecer.

Todo ser humano posee un potencial ilimitado para alcanzar la grandeza y una capacidad única para impactar al mundo para bien. El desafío es encontrar la manera de capitalizar nuestras fortalezas, utilizando con creatividad, nuestro potencial, mente, energía, cuerpo y emociones, liderados por el corazón.

Nuestro desafío es entender que somos los únicos responsables de nuestra vida y que si no tomamos acción, nadie lo hará por nosotros. Por ejemplo, nos quejamos por nuestro peso, pero no somos capaces de seguir un régimen ni hacer deporte. Lo importante es definir nuestros objetivos, diseñar un plan estratégico para lograrlos y aunque esto aún sigue siendo teoría; comprometernos para tomar acción con responsabilidad, sin excusas, sin culpar a otros.

Si trabajamos en conseguir nuestros objetivos solo con la mente, perderemos claridad, es importante involucrar a nuestro corazón, nuestras emociones, sentidos y energía como parte de la unidad. Se trata de transformar nuestras rutinas de manera que nos seduzcan, reconectar con nuestras emociones y disfrutar de todo lo que hacemos. Intensificar nuestras emociones y analizando menos; sintiendo más placer en lo que hacemos, más disfrute, menos aburrimiento; más exploración, menos censura. Fluir con menos expectativas.

Para poder llevar una vida sustentable es fundamental que sepamos cuáles son nuestros recursos internos. Siempre enfrentaremos dificultades, obstáculos y desafíos, pero lo importante es identificar nuestras fortalezas  que nos ayudarán a superarlos. Necesitamos comprometernos y ser perseverantes; enfocarnos en manifestar todo lo que deseamos con coherencia y determinación; alinead@s con nuestros propósitos.

Ilustraciones tomadas de Internet
Sígueme
Últimas entradas de Dulcinea (ver todo)