Postre Arcoíris

16 septiembre, 20140
https://larutadedulcinea.com/wp-content/uploads/macass-1.jpg

Macarons

La semana pasada recibí un regalo maravilloso; una preciosa y delicada cajita de Macarons, una especie de alfajorcillos de dos tapas rellenos de crema dulce o mermelada de todos los sabores que puedas imaginar. Los coloridos y deliciosos Macarons o Macarrones son uno de los dulces que más me gustan porque me recuerdan a mi niñez, cuando los llamaba «Postre Arcoíris».

El origen de esta delicia no se puede determinar con precisión, cuenta la historia que se crearon durante la edad media en Italia y que tienen gran influencia de la cultura árabe. Algunas publicaciones aseguran que el nombre proviene de la palabra Maccherone “pasta fina“. Es importante mencionar que no tiene nada que ver con el conocido “macaroni”, que es una pasta seca y corta de forma curva, con los que se preparan los populares “Macarroni and cheese”.

Durante el Renacimiento, los franceses lo adoptaron con gran éxito y su fama se extendió porque eran uno de los dulces preferidos de la Corte Real y sobre todo de María Antonieta. Convirtiéndose desde entonces, en un icono de la patisserie o repostería francesa. Dicen los expertos que en sus inicios, el Macaron solo tenía sola una tapa y ya en 1830 se empezaron a servir dos tapas crujientes con un relleno cremoso que se deshace en la boca del que lo prueba. Durante el siglo XX el chef pastelero Pierre Desfontaines, de la afamada pastelería Ladurée, creó los Macarons que hoy conocemos, hechos de dos galletas a base de almendras molidas, clara de huevo y azúcar, con un relleno cremoso en el medio. Su elaboración es una de las más complicadas de la repostería porque tiene que quedar crujiente por fuera, blando por dentro además del relleno abundante y cremoso. Tal es la perfección, que si la cantidad de los ingredientes no es precisa o el ambiente de aquel día es más húmedo o seco de lo normal, el Macaron puede quedar quebradizo, pegajoso e incluso hueco.

laduree-macarons

Si ya los has probado, estarás de acuerdo con que son un verdadero objeto de deseo; son muy bellos estéticamente y deliciosos; un verdadero manjar. Su delicada textura y sabor permite crear desde los más tradicionales hasta los más exóticos sabores; como fresa, limón, pistacho, chocolate, café, caramelo, vainilla, naranja, rosas, menta, anís, lavanda, violeta, coco, maracuyá, nutella, litchie, jazmín, té verde y todos los que puedas imaginar.

Además de ser dulces exquisitos, han servido de inspiración para crear otros postres como helados, tartas, soufflés y más. También son protagonistas de hermosas fotografías, cuadros y campañas publicitarias. Como dato curioso te cuento que, hace unos meses, la renombrada firma Nina Ricci en colaboración con Ladurée, presentaron el perfume “La Tentación de Nina”, un perfume femenino inspirado en los Macarons, con notas de frambuesa, almendra, rosa de Bulgaria y limón.

Los Macarons son muy populares en toda Europa; pero también puedes encontrarlos en pastelerías con influencias francesas en cualquier ciudad del mundo.Los Macarons son una de esas cosas que hay que probar, aunque sea una vez en la vida; no te pierdas la oportunidad de disfrutar el «Postre Arcoíris». Y si ya los conoces, cuéntame cuáles son tus sabores preferidos.

macaron

Imágenes tomadas de Internet

Sígueme
Últimas entradas de Dulcinea (ver todo)