Renovación Personal

19 septiembre, 20140
https://larutadedulcinea.com/wp-content/uploads/tranfor-1.jpg
transformacion
La renovación personal es el único camino donde uno no deja de ser  para ser , sino que deja de ser lo que no es para animarse a ser lo que ya es. Es un camino en donde nos reconocemos y trabajamos para ser quienes queremos ser y dejamos las poses y hábitos heredados.
Nuestra renovación es un proceso de autocontrol, de empoderamiento. Es el punto de partida de nuestro camino de felicidad. Es importante reconocer que las personas debemos vivir nuestros procesos de transformación de manera permanente, para poder poner en practica todo lo que aprendemos a lo largo de nuestras vidas y que nos convertirán en las personas que queremos ser.
Comparto contigo una historia fabulosa del águila blanca y su maravillosa transformación:
El águila es el ave de mayor longevidad entre las criaturas de su especie. Vive 70 años. Pero para alcanzar esa edad, al llegar a los 40 debe tomar una seria y difícil decisión; sus uñas están apretadas y flexibles y no consigue aferrar a sus presas de las cuales se alimenta. Su pico largo y puntiagudo se curva, apuntando contra el pecho. Sus alas están envejecidas y pesadas y sus plumas, gruesas.
¡Volar se le hace ya muy difícil!
Entonces el águila tiene solamente dos alternativas: morir o atravesar un doloroso proceso de renovación que dura 150 días. Ese proceso consiste en volar hacia lo alto de una montaña y quedarse ahí, en un nido cercano a un paredón, en donde no tenga necesidad de volar. Entonces el águila comienza a golpear su pico contra la pared hasta conseguir desgarrarlo y arrancarlo. Debe esperar el crecimiento de uno nuevo, con él que desprenderá una a una sus uñas. Cuando las nuevas uñas comienzan a crecer, tendrá que desplumar sus plumas viejas y esperar a que renazca su plumaje. Después de cinco meses, emprende su vuelo de renovación y … ¡a vivir 30 años más!.
tranforIlustraciones: Internet
Sígueme
Últimas entradas de Dulcinea (ver todo)