https://larutadedulcinea.com/wp-content/uploads/corazonis-1.jpg

Los ciclos abiertos, se convierten en una fuerza que desgasta nuestra energía. Aunque miremos hacia adelante y caminemos con fuerza, siempre estarán llamándonos al pasado, esperando ser cerrados. Tenemos que cultivar la capacidad de dejar ir, de poner nuestra atención en el presente porque no sirve de nada vivir en el pasado porque es tiempo que ya se fue, ni angustiarnos por el futuro porque es incierto.

15 noviembre, 2014La Pluma Maja