Tareas de evolución personal

5 diciembre, 20200
https://larutadedulcinea.com/wp-content/uploads/evolucion.jpg

Muchas veces te esfuerzas en ser tu mejor versión, trabajas arduamente, estudiando, asistiendo a talleres, leyendo libros inspiradores, meditando, conectando con otros; y de pronto pasa algo que te trae abajo y sientes que todos tus esfuerzos fueron inútiles. Tener dificultades no quiere decir que has fallado, es solo que la vida te muestra en donde tienes trabajo por hacer. Debemos trabajar cada día y evolucionar.

Cuando nos referimos a cuerpo, alma y espíritu, no hablamos de tres cosas diferentes sino de diferentes categorías del yo”

Alejandro Jodorosky

Lo importante es mantenerte a salvo, trabajar en tu autocuidado. Si te sientes desequilibrad@, antepones las necesidades de los demás a las tuyas; es momento de replantear y empezar a trabajar en ti. Es necesario identificar las formas en las que te devalúas o sientes que otros lo hacen. Lo cierto es que nadie es más importante que tú y tú no eres más importante que los demás. Tus necesidades importan tanto como las de cualquier otra persona. Es necesario ser consciente!

Conecta con otros. Si estas desequilibrad@ en esta tarea del alma, es posible que notes que se siente difícil hacer y mantener amigos. La conexión puede parecer difícil, comienza con un compromiso de auto-indagación. Observa tus propios comportamientos y sentimientos con los demás. Interactúa y conecta desde el alma con los demás.

Establece límites saludables. Si eres del tipo de personas que te cuesta decir que no y se aprovechan de ello, puedes cargar con pesos que no te corresponden. Comprométete a establecer límites, aprende a decir «Sí» y «No» en los momentos adecuados, tanto a los demás como a ti. Debes aprender a decir NO a personas, lugares y situaciones tóxicas, y decir SÍ a lo bello, justos y amables.

Perdona. Si te sientes  herid@ o enojad@ por cosas que sucedieron hace mucho tiempo, abre el corazón. Si eres incapaz de perdonar, no podrás evolucionar. El perdón cuando te das cuenta de que no importa lo que hiciste, no importa lo que hicieron ellos, el alma es inocente.

Guíate de la verdad.  Puede ser que hayan situaciones en las que ser sincer@ te cause inseguridad, puede ser que sientas miedo de que te digan la verdad; pero es necesario enfrentar la verdad. Practica conocer y decir tu verdad, mientras mantienes una compasión prístina y respeto por los demás.

Se compasiv@. La compasión no tiene que ver con la pena o la lastima, sino con la empatía; que más allá de ponerse en el lugar de otro, se trata de concebir que todos somos un solo ser. Es complicado pero podemos iedntificar en frases como: «Él está menos evolucionado que yo» o «Me alegro de que sean ellos y no yo»… Para trascender es necesario meditar, guardar silencio y escuchar nuestra voz interior. Practica ver a tu vecino como a ti mism@, a un perro como a ti mism@, a un árbol como tú mism@.

Sígueme
Últimas entradas de Dulcinea (ver todo)