Tu perro no es tu mascota, es tu guía espiritual

12 octubre, 20190
https://larutadedulcinea.com/wp-content/uploads/dulcinea_abril-2018_blog.jpg

Siempre me han gustado mucho los perros, considero que son parte de mi familia. Respeto mucho su individualidad y su naturaleza. Disfruto de su compañía y agradezco que me hayan elegido como parte de su vida!. Sé que muchas personas también los sienten parte de su familia, aunque much@s otr@s lo cuestionan. En este artículo dedicado a los perros, te explicaré el significado espiritual de estos magníficos seres.

Los perros tienen una misión especial en este mundo. Son terapeutas emocionales; no dudarán en darte un buen lengüetazo en la cara si te sienten triste o  angustiad@, además amarán a cada miembro de tu familia y se preocuparán por ellos, serán iamig@s fieles y protectores.

No llegan a ti por suerte o azar, en realidad y aunque es difícil comprenderlo, son ellos quien te eligen a ti, no tu a ellos. Conocen muy bien tu misión; la suya es acompañarte en esa misión hasta el final.  Llegarán a ti de la manera menos esperada; e incluso cuando tienes la oportunidad de “elegir” entre muchos otros perros; él o ella tendrá un acercamiento, mirada y simpatía particular que te permitirá no tener duda de la elección; sabrás que has elegido bien (según tu), sin embargo él o ella fue quién te eligió y con su energía y vibración te lo hizo saber.

Los perros son protectores energéticos; absorberán de ti y de tus espacios vibraciones en desbalance; ellos después se purgarán con la ayuda del agua, plantas y otros elementos que los auxilian; si es necesario se sacrificarán por ti cuando existen energías muy fuertes que puedan afectarte. Ellos saben su misión y no dudarán hacerlo; ciertas muertes repentinas sin razón aparente a veces son provocadas por esas energías fuertes que absorben de ti o de tus espacios. Una buena manera de ayudarlos a purgar la energía que han absorbido es darles mucho afecto físico.

Su grado evolutivo les permite viajar fácilmente en el plano astral; son capaces de acompañarte durante tus propios viajes astrales; ni en eso te dejarán sol@. Saben el camino mejor que tú. Los perros son fieles; nos enseñan diariamente el amor incondicional y humildad. Nunca olvidan saludarte o moverte la cola alegremente cuando te vuelven a ver aunque hayan pasado 5 minutos, son los gurús de la nobleza.

La misión del perro es a tan especial, sobre todo en casos donde el vínculo de amor es tan extremo que ante la muerte o pérdida del dueñ@ ellos pueden “dejarse morir” así mismos para terminar su misión; pues ya no encuentran el sentido de su vida.

Los perros están conectados con vibraciones muy elevadas, son muy sensibles; perciben y observan más de lo que imaginas. Son expertos radares energéticos; siempre están alerta, su sensibilidad auditiva es impresionante, su olfato es muy fino y su visión es permite ver otras dimensiones y planos de conciencia que nosotros difícilmente percibimos; es por eso que estarán inquietos, ansiosos y/o se pondrán a ladrar constantemente ante una presencia fuerte que consideren negativa no solo a nivel físico si no a nivel energético.

A nivel individual; estarán siempre pendientes de su dueño y/o la familia que lo haya “adoptado”; velará por la salud emocional siempre procurando armonía en el entorno; cuando encuentre tristeza, desamor, depresión y este tipo de emociones; buscará la manera de sacarle de ese estado; a veces el famoso “lengüetazo en la cara” es la mejor terapia.  El Movimiento de la cola genera ondas vibracionales que armonizan el ambiente; envían señales de amor; una vibración universalmente conocida y muy necesaria.

La misión de los humanos es protegerlos, amarlos, alimentarlos; pero sobretodo agradecer su presencia en tu vida. Si tienes un perro, jamás lo dejes de lado, nunca lo abandones; aunque a veces sientas que es mucho trabajo mantenerlo, piensa que si está contigo es por un motivo superior, para ayudarte a evolucionar y protegerte de energías negativas, es mas que tu mascota….es tu gran guía espiritual.

Ilustraciones tomadas de Internet
Sígueme
Últimas entradas de Dulcinea (ver todo)