Tu verdadera práctica espiritual

7 octubre, 20170
https://larutadedulcinea.com/wp-content/uploads/espi1.jpg

Muchas veces las rutinas, los agobios y frustraciones cotidianas gatillan nuestra estabilidad emocional y sentimos que nos cuesta mantener el equilibro. Todo parece más gris, nos ahogamos, lloramos, nos exaltamos, no vemos la salida y surgen pequeñas crisis que si no canalizamos pueden convertirse en grandes etapas de sufrimiento. En estos episodios nos cuestionamos, dudamos y nos bloqueamos. Es el punto de inflexión en donde sentimos que necesitamos más luz en nuestra vida.

La única manera de superar estos episodios es con nuestra práctica espiritual diaria, que nos ayudará a  desarrollar nuestro potencial para manifestar nuestra verdad, conectando con nuestra alma, nutriendo la relación con nosotros y expandiendo nuestro compromiso y dedicación. Un trabajo de adentro hacia fuera!

Hoy en día existe un boom de la espiritualidad; nos venden de todo con la etiqueta de verde y espiritual. Pero ¿qué es la práctica espiritual? Es un viaje hacia nuestro interior para aprender de nuestra propia esencia, de saber quiénes somos para conectarnos con nuestro alrededor. En el yoga se llama Sadhana y se refiere al progreso de la conciencia, a desarrollar herramientas que ayuden a despejar la ignorancia y adoptar actitudes vitales adecuadas para promover el autoconocimiento, el sosiego y el discernimiento.

Mucha gente piensa que la práctica espiritual se circunscribe a la religión o que se encuentra en la cima de una montaña, pero la práctica espiritual es más cotidiana de lo que creemos; no tenemos que ir muy lejos para desarrollarla; basta con tomar conciencia y trabajar a diario en nuestra transformación. Se trata de un estilo de vida coherente, desde la manera en que nos tratamos a nosotr@s mism@s, a nuestra familia, pareja, amigos; la forma en que nos comunicamos, nuestras actitudes, nuestros hábitos y costumbres.

Existen muchas formas de prácticas espirituales como la meditación, la oración, la contemplación, el yoga, el conectar con la naturaleza, el voluntariado, el dar y el recibir, la elevación de la energía corpórea mediante una dieta alimentaria adecuada, eliminando excesos tóxicos.

Para desarrollar nuestra práctica espiritual, debemos partir por entender que tod@s somos seres de luz, todos provenimos de una fuente espiritual; por ello es fundamental tomar conciencia de nuestra alma y alcanzar la unión con nuestro ser superior; esta conexión nos traerá paz, confianza y empoderamiento

Es importante meditar porque nos permite controlar la mente desarrollar nuestra intuición y gestionar las emociones, para elevar nuestra conciencia. La meditación es para sumergirnos del todo el camino interior, más allá del pensamiento, a la fuente del pensamiento y de la conciencia pura. Se amplía el recipiente, cada vez que trasciendes. Al salir, se sale renovado, lleno de energía y entusiasmo por la vida“ David Lynch

Dediquemos tiempo a sincerar nuestras intenciones y revisar nuestro propósito de vida; para saber dónde estamos y hacia dónde queremos ir. Esta toma de consciencia nos ayudara a revisar y replantear para  alcanzar el propósito superior de nuestra vida. Solo para que quede claro el propósito de vida se refiere a los temas relacionados a educación, trabajo, familia, pareja y el propósito del alma se refiere a nuestro desarrollo espiritual y la contribución que queremos hacer a nuestros semejantes y al mundo entero.

La práctica espiritual involucra compartir con los demás, como parte de nuestro crecimiento.  Ayudar, no sólo activa el corazón y los chakras, sino que también ayuda a neutralizar algunos de nuestro karmas negativos pasados.

En resumen la práctica espiritual se refiere a todos nuestros esfuerzos honestos y constantes que son parte de nuestra transformación  consciente para convertirnos en nuestra mejor versión y que nos llevaran a lugar en donde queremos estar. Es nuestro viaje personal, más allá de nuestros sentidos mente e intelecto, que nos conecta directamente con nuestra alma.

Ilustraciones tomadas de Internet

 

Sígueme
Últimas entradas de Dulcinea (ver todo)