Tu visión del mundo

10 septiembre, 20180
https://larutadedulcinea.com/wp-content/uploads/lluviaaaaaa.gif

Tus percepciones te ayudan a interpretar todo lo que esta a tu alrededor, incluso tu concepción del mundo también es una percepción personal. Todas las experiencias que vives como perder o ganar, atracción o rechazo, placer o sufrimiento, alegría o tristeza, optimismo o negatividad, no son más que un producto de tu propia creación.

Si lo analizas llegarás a la conclusión de que cada uno crea su propia alegría o tristeza, felicidad o sufrimiento; su propio destino. Creas tus estados de gozo y los de infelicidad, porque eres tu quien asigna la importancia de lo que te sucede. Aun así, no reconoces tu responsabilidad en todo lo que ocurre en tu vida y responsabilizas a factores externos de todo lo que te afecta.

Por ejemplo, cuando te invade el miedo, puedes paralizarte o asumir que es una gran lección de coraje para avanzar, aunque sientas que caminas por la noche más oscura. No es un camino fácil, pero debes ser paciente, reflexionar, sentir y respirar, para mirar con mayor perspectiva y desapego lo que estas sintiendo. Aprender a ser honest@ y reconocer de dónde viene el miedo, cómo se llama, cuándo emerge y qué ilusiones creas cohabitando con él.

Para trascender a todo lo que te agobia, lo más recomendable es meditar para crear calma y seguridad interior emocional y así cambiar la forma de ver las cosas. Cuando la mente está en calma, todo está en calma. Para meditar no hacen falta técnicas complicadas, basta con dedicarte algunos minutos al día. Cierra los ojos unos momentos y disfruta de ti y tú alrededor. Cuando meditas, te conviertes en espectador, de ti mism@, miras todo el tráfico de la mente con sus pensamientos que van y vienen: recuerdos, deseos,  temores, sueños… simplemente manteniéndote distanciad@, seren@, sin  critica ni juicio.

Confía en ti y recurre a tus fortalezas, a tu certeza y tu intuición que te muestra el camino correcto. Confía en tu capacidad de transformar las percepciones y creencias que te limitan en el proceso de expansión. Puede ser que en este proceso te encuentres con fuertes resistencias, pero ya has aprendido que todo se trata de conectar la mente con el corazón, fluye desde dentro. Actúa de manera pragmática e invierte tus recursos en aquello que es positivo para ti. Si tienes por delante un desafío que te exige desarrollar una nueva maestría, entonces dedícate con compromiso a esa tarea.

Todo lo bueno toma tiempo y que si quieres construir una realidad sustentable para tu futuro, tienes que tomar acción con tu nueva percepción de la realidad, con tu nueva visión del mundo!

Ilustraciones tomadas de Internet
Sígueme
Últimas entradas de Dulcinea (ver todo)